Derechos y Deberes

 

 

 

 

 

 

 

Derechos:

A la mejor asistencia en salud disponible, con servicios seguros y de calidad de acuerdo al marco legal establecido.
A recibir la atención de urgencias que sea requerida con la oportunidad que su condición de salud amerite.
A recibir un trato digno y humano por el personal asistencial.
A contar con acompañamiento familiar cuando su condición lo permita.
A la inclusión (razas, etnias y religiones) y a la atención preferencial (adultos mayores, embarazadas, niños y usuarios en condición de discapacidad).
A elegir libremente el profesional de salud dentro de las posibilidades de la Institución.
A tener información clara y plena sobre su enfermedad.

A la privacidad y confidencialidad de toda su información, incluido el manejo de historia clínica previstos en la ley.

A recibir o rehusar el apoyo espiritual.
A participar o no en investigaciones científicas.

A morir dignamente.

A conocer los costos de su atención.

A conocer y autorizar los procedimientos indicados en su proceso de atención.

A conocer los canales de atención, presentar quejas, reclamos, felicitaciones, sugerencias y obtener respuesta oportuna en los tiempos establecidos.

Deberes:

A propender por su autocuidado, el de su familia y comunidad.

Actuar de manera solidaria ante las situaciones que pongan en peligro la vida o la salud de las personas.

Cuidar y hacer uso racional de los recursos de la Institución y de la Seguridad Social.
Tratar con respeto a las personas que lo atienden, a los demás pacientes y a sus acompañantes.

Colaborar con el cumplimiento de las normas e instrucciones de la Institución y del equipo tratante.

Seguir las indicaciones del equipo de salud y de los programas de promoción y prevención de la Institución.
Suministrar la información completa y veraz sobre su salud y los cambios inesperados de su condición.
Asistir puntualmente a las citas y cancelarlas oportunamente cuando no pueda asistir.
Leer con atención el consentimiento informado y comprometerse con su contenido.
Cumplir con las obligaciones financieras acordes con su Plan de Beneficios.
Abstenerse de realizar grabaciones en video, audio o tomar fotografías durante su atención en salud, salvo que exista autorización expresa del personal que realiza la atención.