En la Clínica Comfamiliar se creó un programa especializado para el manejo de una condición clínica poco común, pero potencialmente mortal, conocida como: el espectro del Acretismo Placentario, dirigido por el Ginecobstetra Danny Piedrahíta. Este programa ha marcado la diferencia en la atención y el tratamiento de pacientes que enfrentan complicaciones graves relacionadas con esta condición.

El espectro del Acretismo Placentario se caracteriza por la anomalía en la ubicación y adherencia de la placenta en el útero, lo que aumenta significativamente el riesgo de complicaciones durante el parto como: sangrado masivo y lesiones en estructuras adyacentes. Esta condición representa un desafío clínico importante, especialmente para las pacientes que tienen antecedentes de cesárea previa u otras cicatrices uterinas.

Este programa en la Clínica Comfamiliar surgió ante una necesidad clínica urgente en la región, pues no se contaba con instituciones que tuvieran la capacidad de manejar adecuadamente estas patologías con los estándares más altos en salud y esto aumentaba el riesgo de complicaciones para las pacientes. Es así como en el 2006, se da inicio al programa con un enfoque estructurado y especializado para abordar estas complicaciones y desde entonces ha experimentado un crecimiento progresivo, tanto en términos de volumen de casos como en la mejora de los resultados clínicos.

El equipo multidisciplinario, compuesto por especialistas en diversas áreas médicas, ha trabajado en conjunto para desarrollar un protocolo de tratamiento integral y protocolizado que garantice la seguridad y la efectividad en el manejo de estas pacientes. Este enfoque colaborativo ha permitido una atención médica más organizada y especializada, reduciendo así el riesgo de complicaciones y mejorando los resultados generales.

El principal beneficio de las pacientes es manejar de manera más segura una patología que es poco frecuente, pero cuando se presenta es potencialmente mortal, asociada a complicaciones hemorrágicas graves que pueden terminar con la muerte de una paciente, esto ha permitido que los pacientes se sientan más seguros en el manejo de esta patología”. 

Afirma Danny Piedrahíta, Ginecobstetra de la Clínica Comfamiliar.

La Clínica Comfamiliar se destaca como una Institución líder en la región en el manejo del espectro del Acretismo Placentario. Su trabajo especializado, su equipo altamente capacitado y sus resultados clínicos, son testimonio de su compromiso con la excelencia en la atención médica. 

Nos sentimos sinceramente orgullosos de todo el equipo por su dedicación y compromiso con el bienestar de las pacientes y sus familias. El liderazgo del Dr. Danny Piedrahíta y su equipo médico han sido de gran ayuda para mejorar los resultados y la calidad de vida de quienes enfrentan esta compleja condición médica.