Para Comfamiliar Risaralda es de suma importancia cuidar la salud de todos sus afiliados. Desde el inicio de la pandemia del Covid-19, la entidad se ha encargado de crear estrategias y programas que traigan beneficios y cuidados para el paciente; especialmente si son adultos mayores, madres lactantes y recién nacidos.


A partir de mayo del año 2020 se dio inicio a un programa de atención al recién nacido en casa, que tiene como finalidad hacer un examen físico y una evaluación al desarrollo del bebé; todo esto para tener un registro semanal donde se revisa su estado de salud, complicaciones o antecedentes prenatales.


Además, en estas visitas domésticas que se realizan los miércoles y los viernes, se le presta atención a la madre para monitorear su proceso de lactancia, sangrado y planificación, semanalmente el equipo de profesionales visita alrededor de 15 recién nacidos. “La atención que hemos recibido es excelente, nosotras las mamitas lactantes nos sentimos mucho más seguras sin tener que llevar a nuestros hijos a clínicas u hospitales; el personal médico que nos visita es muy amable, profesional y siempre están dispuestos a resolver todas nuestras inquietudes cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad”, manifestó July Alexandra Gutiérrez, madre de Maximiliano Gutiérrez.


Gran equipo


“Las visitas siempre las realizamos dos profesionales de la salud, una enfermera y un médico. Este ha sido un programa y un proceso de aprendizaje para nosotros como profesionales encargados; es muy gratificante ver las condiciones en que nace el bebé, logramos identificar si es un bebé deseado, amado o por el contrario si hay situaciones o problemas familiares” expresó Ana María Guzmán, Médico de consulta externa, perteneciente al programa de crecimiento y desarrollo de la IPS Ambulatoria.
La labor propuesta por Comfamiliar Risaralda y ejercida por este equipo de trabajo, ha tenido una buena acogida en las familias y usuarios por el buen servicio y el adecuado manejo de los protocolos de bioseguridad que demanda la situación del Covid-19; el personal médico, que arriesga su vida diariamente se siente orgulloso de servir a todos los bebés nacidos en la Clínica Comfamiliar.

 

Todos los niños tienen el beneficio de recibir la consulta doméstica, es necesario hacer control semanal durante un mes para ver cómo evoluciona su crecimiento, “sí el bebé tiene algún problema o hay que hacer interconsulta o hay que solicitar un examen, igual se le solicita, todo se hace por el correo electrónico” manifestó Guzmán.


El Dato


El año 2020 nacieron en la Clínica Comfamiliar 1.714 bebés y en lo transcurrido del 2021 han nacido 113.