Compartimos el momento #1 de la higiene de las manos: Antes de tocar al paciente, recuerda que una atención limpia es una atención segura.