Urgencias médicas y triage

 

Comfamiliar Risaralda por la seguridad de sus pacientes diseñó una ruta de atención para personas con síntomas respiratorios y otra para enfermedades generales. Para los síntomas respiratorios se hace un pretriage por un médico general el cuál es el encargado de orientar a los pacientes agudos que no necesitan tratamiento hospitalario hacia consulta prioritaria, allí se tienen todas las medidas que minimizan el riesgo tanto a los pacientes como al personal de salud.

Si el paciente es sintomático respiratorio y requiere atención hospitalaria, se tiene definido el ingreso a un área en la que se toman las medidas de aislamiento y el uso adecuado de elementos de protección personal para el paciente y profesionales, luego es trasladado a un sitio de hospitalización seguro.

Para los pacientes sin síntomas respiratorios o sin nexo epidemiológico que requieren la atención de urgencias, ingresan al servicio para que se continúe con el tratamiento necesario, priorizando siempre la atención de acuerdo al triage.

Cada una de las medidas tomadas por Salud Comfamiliar, están ceñidas a los lineamientos dispuestos por el Gobierno y el Ministerio de Salud. Invitamos a todas las personas que se dirijan a nuestras sedes a que tengan el compromiso personal y social, el distanciamiento definido y los elementos de protección personal para que hagan un uso adecuado de nuestro servicio. Utilicemos adecuadamente nuestros servicios de urgencias, contribuyamos a salvar vidas y a una buena convivencia.

¿Qué es el Triage en urgencias ?

Es la clasificación de los pacientes de acuerdo a la urgencia de la atención, donde el médico evalua rápidamente las condiciones vitales del paciente y se clasifica según la gravedad de su estado, antes de ser atendido en la consulta médica que requiera.

Objetivos de esta consulta:

* Mejorar la calidad asistencial del servicio.

* Diferenciar los casos realmente urgentes de aquellos que no lo son, clasificando a los enfermos según criterios de gravedad y no de llegada.

* Disminuir la ansiedad del paciente y la familia al establecer una comunicación inicial y proveer información sobre el proceso de atención y tiempo de espera probable.

* Aplicar, si procede, ciertos manejos iniciales y básicos.

* Determinar el área más adecuada, tiempo y condiciones para tratar al paciente en urgencias.

Tipos de Triage:

  • Triage I: Son aquellas condiciones cuya severidad requiere reanimación porque está en riesgo la vida. Será atendido en el servicio de urgencias inmediatamente.

  • Triage II: Pacientes en situaciones urgentes cuya intervención depende radicalmente del tiempo. Serán atendidos en urgencias en los siguientes 30 minutos.

  • Triage III: Están en esta clasificación pacientes estables (signos vitales normales) que tienen situaciones de riesgo potencial, que generalmente requieren valoración médica y probablemente estudios y/o manejo en las siguientes 4 horas. Serán atendidos donde su EPS designe.
  • Triage IV: En esta clasificación están pacientes muy estables con situaciones menos urgentes aunque potencialmente serias. Requieren ser valorados en las siguientes 24 horas. Serán atendidos donde su EPS designe.

  • Triage V: Son situaciones no urgentes que generalmente no requieren ninguna intervención y que a criterio médico tienen signos y síntomas que pueden esperar una cita en consulta programada. Serán atendidos en consulta externa donde su EPS designe.