CONSIDERACIONES PARA LA CUARENTENA

 

20999 min

Los seres humanos estamos atravesando por un proceso de cambio significativo, asociado a un evento que nos ha confrontado con cambios radicales en muchos aspectos de nuestras vidas, la forma como hemos entendido el mundo esta definiéndose de una manera distinta, las interacciones con los demás es una de ellas, a pesar que la tecnología ha definido condiciones de relacionamiento constante mediadas por la virtualidad, la opción de establecer contacto con otro ser humano de manera presencial seguía siendo una opción, ir donde la familia, ir a un cumpleaños, verse con los amigos en el bar era tan cotidiano y posible como escribir por cualquiera de las redes sociales que están dispuestas en la actualidad. Es así como la cuarentena nos ha puesto en una situación atípica.

La palabra confinar según la real academia de la lengua significa “desterrar a alguien señalándole una residencia obligatoria” o “ recluir algo o alguien dentro de límites” y es este quizás uno de los factores más significativos de este momento que estamos viviendo, es el vernos abocados a permanecer en un espacio que siempre hemos considerado seguro y con las personas cercanas, pero en el cual pasamos muy poco tiempo en comparación con los que pasamos en otros ambientes, en los cuales ampliamos la interacción y el conocimiento, la cuarentena es una determinación que rompe con los conceptos de libertad que tanto empeño se ha puesto en definir y poner en marcha dentro de las sociedades, establece factores de incertidumbre en relación a muchas de las condiciones que dábamos por sentadas desde lo económico, lo laboral, la familia y la sociedad.


El aumento de los cuestionamientos acerca de la posibilidad de enfermarse o morir, el cuánto durará la situación y cómo se definirá el futuro pueden ir delimitando la sensación de falta de control y esta situación de derivar en afectaciones en la salud mental que pueden incluir signos de ansiedad, estrés y depresión. Es por eso que es importante que se establezcan acciones que permitan afrontar este escenario de la mejor manera y quizás sacar provecho de algo que se defina como insalvable.

20999En este sentido ten en cuenta cuidar de tu salud física, hacer ejercicio define la activación del sistema inmunológico así como la reducción de factores de estrés y ansiedad, duerme bien mantén la rutina como en los días antecedentes a la cuarentena, no te quedes en pijama, evita el pasar mucho tiempo expuesto a pantallas de computadores, televisores o celulares, esto puede contribuir en la alteración de los ciclos del sueño además de reducir la sobreinformación, define actividades que te permitan retomar pasatiempos que has dejado olvidados por el rigor del día a día, establece espacios para la comunicación en familia, permite la expresión emocional, bajo el respeto por la forma en que el otro está afrontando estas circunstancias, restaurar los lazos de interacción, conocer mejor aquellos que creías conocer y entender, de igual manera instituye espacios de privacidad, establece prioridades, define objetivos realizables en el día a día, no busques hacer demasiado, pero si lo suficiente para conservar una buena salud física y emocional.


De igual manera los signos y síntomas ansiosos de ánimo bajo en estas circunstancias suelen ser normales, estos aparecen como una respuesta adaptativa ante una circunstancias que suponemos que nos desborda y que pueden dañar nuestra vida de manera significativa; ten en cuenta que quizás en ocasiones anteriores tuviste que afrontar situaciones que has valorado de la misma manera y has salido airoso; si estos síntomas se hacen continuos, de difícil manejo consulta con los profesionales que están capacitados para guiarte en afrontar estas circunstancias, cuida de tu salud física y mental para aprovechar las oportunidades que surgen del cambio y así disfrutar de un mundo distinto con la posibilidad de ser mejor.


Juan Pablo Gaviria
Psicólogo Salud Comfamiliar