En marco del Día Mundial de la Tuberculosis que se conmemora el 24 de marzo, les contamos la historia de superación de una mujer pereirana que con su esfuerzo y con el apoyo del personal de la Salud Comfamiliar, logró superar esta enfermedad.

Aunque todavía le quedan algunas secuelas de esta agresiva enfermedad que casi le causa la muerte, Erlency Escarpeta quien luchó por cerca de dos años con la tuberculosis, se declara afortunada de haber tenido el acompañamiento médico y el apoyo sicológico del personal de la Clínica Comfamiliar, lugar al que llegó en 2018 por una complicación de salud que la tuvo hospitalizada en el centro asistencial por cerca de cuatro meses.

“Yo vivo con una enfermedad de base hace 27 años, y la mala adherencia del medicamento que tenía que tomar me desencadenó en una tuberculosis. Empecé con vómito, diarrea, y me hospitalizaron. Como tenía las defensas tan bajitas me hacían muchos exámenes y no salía nada, finalmente el especialista me dijo que los síntomas eran de una tuberculosis y que me tenían que empezar el tratamiento. Yo estaba muy mal, demasiado mal, estaba en una etapa final porque vivo con VIH, entonces tenía  muchas infecciones oportunistas, entre ellas una candidiasis (infección que se presenta generalmente en la piel o las membranas mucosas) la cosa más impresionante”, manifestó Erlency.


Y aunque se sentía tranquila porque ya sabía lo que tenía, lo más difícil estaba por llegar, el medicamento que empezó a consumir para contrarrestar la enfermedad fue demasiado agresivo, a tal punto que en algún momento pensó que lo mejor era dejar de existir.


“Me daba la cosa más horrible, a los 15 minutos de haberme tomado el medicamento empezaba una piquiña impresionante, literalmente me salían bolas en la piel, usted no se imagina ese desespero tan horrible, yo me levantaba y no podía caminar porque el ahogamiento era total, no podía respirar”.


Afortunadamente esta pereirana de 50 años de edad, cuenta con una gran familia compuesta por cuatro hijos y un esposo que jamás la han desamparado, y en los momentos más críticos de su vida han estado para apoyarla, tanto así que cuando sentía desfallecer y se entregaba a su pena negándose a ir a la Clínica Comfamiliar a recibir su medicamento diario, su esposo hacía hasta lo imposible para que el personal médico le autorizara llevárselo a casa.


“Todos los días tenía que ir a la clínica, y hubo varios momentos en los que me cansé y quise tirar todo al carajo, lloraba mucho porque no quería tomar más el medicamento. Mi esposo que era quien me llevaba, me decía ‘tienes que ir a tomar las pastas’, y varias veces le respondí que no quería ir por allá, entonces él iba y les decía que me enviaran las pastas porque yo no me había querido levantar. El médico que coordina el programa en Comfamiliar es el doctor Juan Carlos Sierra, y el asistente es Belmar, ambos excelentes seres humanos, desde que llegué me trataron con mucho amor y estuvieron muy pendientes durante mi proceso para que no fuera a desfallecer”.


Y lo logró

Luego de 18 meses de arduo tratamiento, en 2019 la mamá de Yimmy Alexánder, Jhonatan, Sebastián y Laura, quien también sufrió toxoplasmosis que le dejó una pérdida parcial de memoria, fue declarada paciente libre de tuberculosis, y aunque en ocasiones debido sus episodios de defensas bajas, su salud se complica, tiene claro que debe seguir luchando no solo por sus hijos, sino por sus dos nuevos amores, sus nietos Eva y Emmanuel, quienes se han convertido en el motor de vida y en la más efectiva de las medicinas.


“Ha sido más duro padecer de tuberculosis que de VIH, nunca había sufrido de los pulmones y eso es muy tenaz. En este momento ya estoy muy recuperada, pero cuando se me bajan las defensas pierdo el apetito, no me dan ganas de comer y así sucesivamente, todos los días que me despierto le pido a Dios que no me vaya a dar de nuevo tuberculosis”, concluyó Erlency Escarpeta, quien actualmente trabaja con su esposo Harold en la empresa familiar.


La Frase


“Siempre he dicho que la clínica de Comfamiliar Risaralda es la mejor IPS de la región, inclusive que cuando se acabó el Seguro Social y nació la Nueva EPS, yo inmediatamente me pasé para la SOS porque sabía que me atenderían aquí. Gracias a su personal médico, sigo con vida”: Erlency Escarpeta

¿Qué es la tuberculosis?


Según la Organización Mundial de la Salud, la tuberculosis es una enfermedad infecciosa que suele afectar a los pulmones y es causada por una bacteria. Se transmite de una persona a otra a través de gotículas generadas en el aparato respiratorio de pacientes con enfermedad pulmonar activa. Los síntomas son tos, a veces con esputo que puede ser sanguinolento, dolor torácico, debilidad, pérdida de peso, fiebre y sudoración nocturna.