La emergencia derivada por el Covid-19, puede alterar los itinerarios en los que normalmente se realizan diversas actividades en casa, a pesar de esto, se sugiere mantener una rigurosidad de los horarios en los que se realiza la higiene oral de los niños, ya que la disciplina en el cuidado de la salud bucal se va a traducir en la formación de hábitos saludables y evitará situaciones de enfermedad como la caries dental o la inflamación de las encías.

Los adultos responsables que están al cuidado de los niños en casa, son los encargados 100% de la realización y supervisión del cepillado dental de los más pequeños, para esto es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

 *Higiene oral en bebés: Desde el comienzo de la lactancia materna se debe realizar la limpieza de las estructuras de la boca (encía, lengua, cara interna de las mejillas) de dos a tres veces al día, con gasa humedecida en agua hervida o dedal de silicona desinfectado, así se evitará el mal aliento, la acumulación de bacterias y el bebé se acostumbrará a la realización de la higiene oral.

Si el bebé tiene entre 6 meses y 12 meses de edad, y ya le inició la salida de sus dientes, recuerde cepillárselos 3 veces al día, sin crema dental. Debe usar cepillo de dientes suave y pequeño. No usar dedal de silicona para cepillado dental, ya que no remueve eficientemente los residuos.
*Higiene oral en niños: Desde la salida de los primeros dientes se debe realizar el cepillado dental mínimo tres veces al día y siempre antes de acostarse, se debe usar un cepillo de cerdas suaves, crema dental y usar la seda dental mínimo una vez al día.

Utilizar crema dental con flúor para niños, si el niño no sabe escupir, la crema dental debe ser sin flúor, se debe motivar constantemente al niño a realizar el cepillado diario.

Evitar dulces pegajosos (barrilete, gomas, chicles, frunas, supercoco). Estos aumentan el riesgo  de aparición de caries dental y fracturan los dientes previamente arreglados y no son para nada saludables.
 
Aumentar la ingesta de frutas y verduras y la ingesta de agua.

Para tener en cuenta en casa:

*Las citas de control odontológico pueden estar pospuestas por varios días por esta temporada, es mejor ser muy precavidos con la estricta higiene oral de los dientes de los niños y evitar complicaciones.

*Revise diariamente la boca de los niños, para verificar visualmente el estado de sus dientes y sus encías y determinar si nota algún cambio de ellos durante esta temporada.

*Con el ánimo de minimizar los riegos durante la pandemia producida por el COVID-19, se sugiere asistir al odontólogo únicamente ante una urgencia odontológica.

Se define como urgencia odontológica a cualquier situación que pueda poner en riesgo la salud e incluso la vida del niño, como son:

Dolor dental: Puede ser constante o espontáneo y generalmente corresponde a un diente cariado o restaurado.

Hemorragia: Sangrado incontrolado asociado a los tejidos de la boca, comúnmente posterior a un trauma.

Trauma dentoalveolar: Caídas o golpes en la boca y/o dientes y que pueden generar lesión en los tejidos blandos, dolor agudo, movilidad dolorosa de los dientes, fractura de los dientes, pérdida o desplazamiento de los dientes y hemorragia.

Celulitis facial: Inflamación de una o varias partes de la cara, cuyo origen es un diente generalmente cariado o restaurado.

Recuerde que al asistir a una urgencia odontológica solo debe ir un acompañante con el niño y hacer uso obligatorio del tapabocas. Ante la presencia de síntomas respiratorios y/o fiebre acuda al odontólogo solamente en caso estrictamente urgente.