- Dormir con residuos de alimentos en la boca incrementa el riesgo de caries dental. Lleva a cabo la rutina de higiene de la boca después de cada comida.

- El consumo de tabaco es una de las principales causas de enfermedades orales y afecciones bucodentales, incluyendo el cáncer de la cavidad oral, el cáncer de faringe, presencia de enfermedad periodontal, pérdida de dientes y otras alteraciones malignas y premalignas.

- No fumar o dejar de hacerlo reduce las manchas en los dientes, el mal aliento, las enfermedades de las encías y el riesgo de padecer cáncer de la boca.

- Al menos una vez a la semana, revisa con ayuda de un espejo los tejidos de la boca como dientes, encías, lengua, debajo de la lengua, parte interna de las mejillas, labios, paladar y encías; ante cualquier alteración consultar con tu odontólogo.