Fachada de la clínica Comfamiliar Risaralda

 

El proyecto de crear la Clínica Comfamiliar nació en 1992, inicialmente se enfocó hacia la población materno – infantil, la cual representaba un alto porcentaje de los afiliados. Para el 31 de julio de 1997 se inauguró y posteriormente, se amplió la cobertura a la población general, convirtiéndose de esta manera, en un centro de referencia regional con servicios de alta complejidad.

Debido al desarrollo de la ciudad y el crecimiento de la demanda de sus servicios, se realizó una ampliación de infraestructura con el propósito de mejorar la eficiencia y tener mayor capacidad de atención.

En el año 2002, la Clínica Comfamiliar creó la Unidad Renal, en alianza estratégica con la multinacional Fresenius Medical Care, dando inicio a un proceso dirigido a hacer de los avances de la ciencia una posibilidad real para mejorar las condiciones de vida de la población.

El año de 2004 trajo para Comfamiliar Risaralda procesos que la consolidaron como pionera en el área del servicio médico regional, entre éstos la importante decisión de dar vía libre al proyecto de Cardiología Invasiva. Este novedoso servicio empezó a operar el 9 de diciembre del 2004 mediante alianza estratégica con Angiografía de Occidente, tanto en recursos tecnológicos, financieros y científicos como humanos. Con una inversión de 4.500 millones de pesos la Clínica Comfamiliar amplió su infraestructura, incorporó nueva tecnología, capacitó a su personal y vinculó a profesionales para el desarrollo de nuevos programas. De esta forma se situaba a la altura de las mejores de Colombia en tecnología para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades cardiovasculares, y se convertía en una clínica de Cuarto Nivel, pionera en el desarrollo científico de la región, así como en centro hospitalario de referencia. Esas circunstancias la convierten en un centro de primera elección para los aseguradores en el sector salud.

Para el 2006 se dio la ampliación locativa de la Clínica, permitiendo la apertura de servicios en materia de perinatología, neumología, cirugía de tórax, urología oncológica y laparoscópica, cirugía oncológica, cirugía pediátrica, laparoscopia y ginecología oncológica. Esa ampliación permitió dotar la Unidad de Cuidado Intensivo con dos nuevos cubículos, posibilitando la atención integral del paciente en estado crítico que demande el servicio de diálisis.

En el año 2007 la Clínica Comfamiliar realizó una alianza estratégica con Radiólogos Asociados S.A., con el fin de ofrecer mejores servicios a través del Tac Multicorte de 64 cortes (volumétrico), así como otros servicios especializados en materia de mamografía, ecografía obstétrica y convencional, radiología intervencionista y ecografía con doppler, entre otros.

Considerando el ritmo de crecimiento de la ciudad y la alta demanda de los servicios, el amplio edificio de 4 pisos con 12.105 metros cuadrados, se quedó pequeño para brindar atención adecuada a los usuarios, por tanto se contruyó la Torre B con más de 3.295 metros cuadrados donde se amplió la prestación de los servicios de las subespecialidades médicas de neumología, clínica de dolor pélvico, infectología, cardiología no invasiva adulto y pediátrica, sala de quimioterapia para adulto y niños y ampliación en camas.

Además se generaron nuevos espacios para ofrecer un mejor servicio en oncología, cuidado intensivo, laboratorio clínico y la creación de un área de urgencias para atención a convenios especiales. Estas mejoras se pensaron para brindar una atención más oportuna de acuerdo a la comunidad y por ese camino contribuir al mejoramiento de sus condiciones de vida, generando así los componentes de equidad, inclusión y valor público enunciados en la misión institucional.

Para finales del 2016 la Clínica Comfamiliar tomó la operación de la Unidad de Cardiología Invasiva con la adquisición del nuevo Angiógrafo Philips Allura (alura) Xper FD20 multipropósito, equipo de última generación, con las más actualizadas aplicaciones tecnológicas para Electrofisiología, Cardiología, Neuroradiología e Intervencionismo.
Actualmente la Clínica Comfamiliar tiene certificación NTC ISO 9001 versión 2000 en sus procesos, evidenciándose mejoramiento continuo en el servicio para cumplir de esta manera con la responsabilidad de brindar bienestar a la comunidad.