Uno de los pilares fundamentales de Comfamiliar Risaralda, es la mujer y su salud física, mental y reproductiva, pues se es consciente que la presencia de ella en la sociedad es fundamental para el desarrollo de la misma.

Distintos programas ha construido la Caja de Compensación Familiar de los risaraldenses buscando el bienestar de las féminas y su entorno: padres, hermanos, pareja e hijos, quienes se ven directamente beneficiados con la buena salud de sus mujeres.

“Dentro de los servicios que Comfamiliar presta para propender por la salud de nuestras usuarias, tenemos la estrategia de Planificación Familiar, con la que pretendemos que las pacientes tengan una salud sexual y reproductiva adecuada, responsable, que puedan planificar los hijos que desean tener, y el momento en que quieren tenerlos”, manifestó Marisol Tabares, jefe de enfermería de la IPS Ambulatoria.

La vacunación también es un aspecto relevante dentro de la vida reproductiva de las mujeres, por tal razón es de vital importancia que estén al día con sus esquemas. Desde los nueve años deben iniciar con la aplicación de la vacuna contra el papiloma humano y la antitetánica, ya durante la gestación se recomienda acceder a la inmunización contra la difteria, tétanos y tosferina.

“Es muy importante invitar a nuestras usuarias en edad reproductiva, que deseen embarazarse, para que soliciten su cita de atención preconcepcional en la que se evalúan todos los riesgos antes de la concepción para poder identificar el momento adecuado en el que se pueden embrazar, y así disminuir los riesgos para ella y para el bebé”, acotó la enfermera jefe.



Sin embargo, esta estrategia no solo está dirigida a las mujeres que desean ser mamás, aquellas que no quieren tener hijos, desde Planificación Familiar y con la ayuda del personal médico a disposición, puedan adoptar mecanismos adecuados para lograr una óptima salud sexual.


Prevención de enfermedades

Otro de los servicios prestados para las mujeres desde la IPS Ambulatoria, es el programa de prevención de cáncer cervicouterino (tumor maligno que se inicia en el cuello de la matriz y es mucho más frecuente en mujeres mayores de 30 años), el objetivo es que por medio de la citología cervicovaginal que se debe hacer anualmente, las usuarias sexualmente activas o que se encuentren entre los 25 y 69 años de edad, sean las principales cuidadoras de su salud.

“También tenemos el programa de detección temprana de cáncer de mama, en el que estimulamos a las pacientes para que se hagan el autoexamen de forma regular, y que también acudan para hacer la solicitud de la mamografía o de la ecografía mamaria en los casos en que aplique para detectar a tiempo este tipo de cáncer y se le pueda dar el respectivo tratamiento”, enfatizó la Jefe.

Su bienestar es nuestra prioridad

Si bien, ser hijas, madres y esposas es importante, ser mujeres debe ser su prioridad, por tal razón el cuidar de su salud, asistir a consulta médica de forma regular, realizarse el autoexamen de seno mensualmente, hace parte de las prácticas continuas que deben adoptar, de esta manera reconocer cualquier cambio que motive a dar una alerta temprana, y posteriormente se realicen los tratamientos indicados por el personal médico.

La Frase

“Lo más hermoso de ser mujer es que tenemos la capacidad de dar vida y prolongar la existencia humana, somos ese ser que Dios creó para dar vida, y por ende tenemos que cuidarnos, tenemos que estar bien para que nuestras futuras generaciones también lo estén”: Marisol Tabares, jefe de enfermería de la IPS Ambulatoria.